Herramienta para mejorar la Comunicación en Familia

¡Hola familia! Todos contamos con una varita mágica, a veces no somos conscientes. En Educación Positiva mostramos la utilidad de la «Cena Positiva», una herramienta para mejorar la Comunicación en el hogar y en otros ámbitos.

En muchos talleres de Comunicación Positiva, las madres y los padres nos piden una solución para conseguir un diálogo más cercano y efectivo con sus hijos. La estrategia es muy sencilla, recordar el acontecimiento más positivo del día, por la noche.

IDEA MADRE

Resumiendo mucho, la memoria a corto plazo nos muestra casi siempre lo negativo del día. Esa función tiene millones de años, está relacionada con la supervivencia. Cuando vivíamos en las cuevas, era necesario recordar el acontecimiento más peligroso para mantener al clan, el poder del miedo.

Igual que hoy no necesitamos casi el vello en el cuerpo, la memoria a corto plazo ha perdido su sentido. Mateo Zamorano y yo lo llamamos la «Teoría del León», es decir, antes era imprescindible conocer la amenaza de animales fieros para mantener la vida de la tribu. Afortunadamente, ahora podemos disfrutar de pensamientos constructivos y pacificadores por la noche, igual que le sucede a la memoria a medio y largo plazo, que alterna lo positivo con lo negativo.

Idea fundamental, idea madre…

Recuerda acontecimientos positivos en las últimas horas o minutos del día.

Este simple gesto calma el ruido mental y favorece una mejor comunicación con otros seres humanos. La pantalla de nuestros pensamientos nos ofrece imágenes constantes. Nosotros podemos decidir que idea «compramos». Por la noche, la oferta negativa crece, vendrán instantáneas del día que creemos tener pendientes, vivencias poco agradables o momentos de angustia. Ayudemos a la memoria a corto plazo a cambiar.

TAREA POSITIVA

La acción concreta para usar la herramienta de la «Cena Positiva» es muy simple. Reunidos en la mesa con los hijos, con nuestra pareja o incluso solos, poner en marcha recuerdos amables o que nos hayan generado un aprendizaje constructivo.

Repetir estos pensamientos en la cama, justo antes de dormir, ya se ha comprobado científicamente que nos permite tener un sueño más reparador.

En conclusión, verbalizar lo positivo del día, por la noche, nos ayuda a poner el foco en una Comunicación resolutiva y adecuada para cada persona y para cada familia.

Recomendación: ¡Prueba sus efectos!

P.D.: Eso sí, disfruta de la cena positiva todas las noches, si este ejercicio se realiza solo una vez al mes, sus resultados serán débiles. Como en casi todo, llega el momento de usar otra varita mágica fundamental: ¡Práctica, Práctica, Práctica!

Si te apetece, escribe un comentario, suscríbete y comparte este vídeo. Soy Elisa Macías, escritora y formadora de Comunicación Positiva en educacionpositiva.es

 

[button type=»big» color=»red» newwindow=»yes» link=»https://www.youtube.com/c/EducacionPositiva»] ¡¡¡Míranos en YouTube. Gracias Familia!!![/button]

¡¡¡Sigue el Movimiento de #EducaciónPositiva!!!

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola Familia, ¿en qué podemos ayudar?
Powered by