Ahora es… como una patata enamorada

Cada día es especial. Si miras en la ranura del corazón, verás que se quedan colgadas emociones como una patata enamorada.
Algunas casi se caen a los pulmones y salen despedidas como toses valientes. Otras emociones, las más atrevidas se adentran en el corazón y lanzan fuegos artificiales.
Encuentra la mecha, toma #Acción.
Ahora es… sin «es que no puedo».
¿Qué emoción se ha quedado colgada en la ranura de tu corazón? Entra ¿Te atreves a sentir?

Te agradezco que compartas esta sencilla #PoesíaPositiva. Entre tod@s creamos una red de sinergia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola Familia, ¿en qué podemos ayudar?